Domingo Cavallo: Dolarización | Universidad San Francisco de Quito

Domingo Cavallo: Dolarización

Cuando estaba pensando cómo enfocar esta presentación, había pensado en hablar de los sistemas monetarios y que es lo apropiado para distintos tipos de países, pero me pareció que sería muy conceptual y quizás poco práctico, entonces, resolví ver ¿qué puede decir la experiencia Argentina sobre lo que está pasando en Ecuador?, sobre los beneficios que ha traído la dolarización aquí al Ecuador y que la gente percibe, y sobre los riesgos que hay también hacia el futuro, sobre todo, si la clase política no se convence como si está convencido el pueblo ecuatoriano, de que ahora tienen un sistema monetario que es favorable al crecimiento, es favorable el bienestar de la población.

Parte 1

Parte 2

Parte 3

Parte 4

Video Completo

Primero, les voy a explicar cómo nació la dolarización o la convertibilidad en Argentina, en realidad la decidido a la gente, porque Argentina, que ha tenido 45 años de todo tipo de inflación, inflación persistente, que estaba entre el 10 y 30 por ciento anual, tuvimos 30 años de inflación en ese rango, luego tuvimos 13 años de estanflación, es decir, inflación que estaba arriba del 100 por ciento anual casi todos los años, con recesión y cuando había una recuperación, después venía otra recesión, la economía estaba estancada, eso fue entre el 75 y el 88, después tuvimos hiperinflación o sea llegamos a un repudio total de la gente de la moneda que circulaba en ese momento, que era el Austral, que se había creado unos años antes y lo que la gente usaba lisa y llanamente era el dólar, era ilegal, no estaba permitido, pero se produjo una dolarización de hecho, una cuestión muy sencilla, la gente advertía que sí mantenía su ahorro en australes los perdían, mientras que si lo convertían a dólares y mantenían los dólares obviamente preservaba el valor, y para la gente el valor del ahorro es también el valor del trabajo, porque el trabajador cobra un ingreso y lo va a gastar a lo largo de los próximos 30 días, mientras tanto tiene que manejarse con él como si estuviera ahorrado durante esos 30 días ese dinero, y si en los 30 días la inflación subía muchísimo como ocurrió en la Argentina, directamente perdía el valor de su propio trabajo, entonces los que decidieron usar al dólar como moneda, fuimos los argentinos

Con motivo de toda la experiencia inflacionaria de tantos años y lo que faltaba era advertir que lo que los argentinos querían y apreciaban fuera legal y además que lo pudieran utilizar sin violar ninguna ley, sin que los persiguieran, sin enfrentar riesgos de que finalmente le quitaran esos dólares que habían adquirido, ahora, había un inconveniente grande y es que la gente ahorraba en dólares billete o a lo sumo, si eran un poco más sofisticados, lo mandaban a Uruguay o a Miami, y los depositaban, pero fuera de la Argentina, no había un sistema de intermediación financiera basado en dólares dentro de la Argentina.

Nosotros habíamos estudiado este problema en un instituto de investigación que yo dirigía, el Instituto de la Fundación Mediterránea, y la idea que teníamos, que venía también de la historia Argentina, era la idea de la convertibilidad cómo había existido en Argentina en los años en que Argentina progresó más, que fue desde 1890 a 1914, un régimen de Currency Board que funcionaba muy bien y que aseguró estabilidad y permitió un gran progreso de la Argentina en esa época, lo había creado Carlos Pellegrini, alguien que fue un vicepresidente de Argentina, después presidente y que fue un inspirador de buenas ideas económicas en la Argentina en aquella época, nosotros habíamos estudiado este tema del Currency Board y de la caja de conversión en base a nuestra propia experiencia histórica, pero había algo que no me cerraba, no me cerraba el hecho de que difícilmente los argentinos creyeran que por más Currency Board, y por más cajas de conversión que se crearán, y por más compromisos claros que el gobierno asumiera de que solamente iba a poner en circulación pesos si estaban respaldados 100% en dólares que tenía el Banco Central en su reserva, pero que en realidad la propiedad es de los tenedores de pesos, ese es el concepto del Currency Board, yo dije, los argentinos no van a creer en esto, entonces la idea fue simplemente permitir a los argentinos usar el dólar en forma legal, darle al dólar el mismo estatus que el peso que estaba por poner en circulación en base a Currency Board, para que los argentinos vieran que el compromiso del gobierno era muy firme, si la gente no creía en el peso  y no creía en el compromiso que significaba el Currency Board, tenía la alternativa de usar al dólar.